“Cualquiera que odie algo, es que se siente amenazado por ello.” (Neil Strauss)

Or you know, quizás el tipo simplemente es un hijo de la chingada. Trump dijo que estos tiempos son “aterradores” si eres hombre, porque, lit, ya no puedes hacer nada si eres hombre:

Ya no puedes violar

Temascalapa, Estado de México. Una mujer de 23 años (identidad reservada) desaparecida fue encontrada el 5 de julio sin vida con su cuerpo golpeado y lesiones genitales. No hay detenidos. Este es el artículo más relevante que he encontrado al respecto.

Ya no puedes matar

Agua Dulce, Veracruz. Flora de 23 años fue asesinada a balazos en su hogar con sus hijos presentes. No han encontrado a los responsables y los únicos artículos que encuentras intentan negar que fue asesinato al recalcar “la falta de pruebas” (¿y la autopsia?). Por ejemplo.

Ya no puedes acosar

Mazatepec, Morelos. María Eugenia de 33 años fue secuestrada desde su hogar y asesinada un día después el 6 de julio; la encontraron abandonada con un disparo en la cabeza. Su secuestro fue usado como chantaje y amenaza para su hermano al rehusarse a vender drogas. Los responsables no han sido identificados o detenidos.

Esta sociedad no se está yendo a la mierda. Esta sociedad ya está estancada en una arena movediza de excremento y al indignarnos y hablar de estos casos y al participar en marchas y exigir justicia, quizás podremos sacarla de ahí. Pero nuestro silencio no ayuda. Las buenas formas no ayudan. Ya hemos intentado ambos y la situación cada vez está peor.