“Feminismo es noción radical de que las mujeres son seres humanos.” (Cheris Kramarae)

Decidí crear este espacio hace aproximadamente un año justo después de una de las experiencias más traumáticas de toda mi vida. Quizás hablaré de eso luego, pero no quiero iniciar esta plataforma conmigo habiendo tantos otros casos sin resolver que perdieron su voz en el proceso. Si ya llevo casi un año con este blog, se preguntarán porqué es ésta la primera publicación, y la respuesta es que no lo es. De hecho, he estado escribiendo en este blog bajo un seudónimo por un tiempo como parte de mi terapia, la cual empecé después de ser víctima de una violación hace 10 meses.

Dado a los hechos recientes en Estados Unidos (dónde vivo actualmente), he observado a varios de mis amigos en México publicar acerca de fundaciones y campañas como “Black Lives Matter”, lo cual está excelente, y me da tanto gusto que los mexicanos seamos solidarios ante la injusticia traída por el racismo sistémico, la peor plaga mental de la historia.

Siempre me ha interesado participar en activismo, pero no fue hasta hace un par de años que comencé a involucrarme más seriamente con el feminismo y los derechos humanos. Dado a la reciente (totalmente justificada) explosión virtual con todo ese apoyo, visuales y recaudaciones, quise averiguar si el mismo nivel de motivación estaba siendo aportado a todos esos casos de violencia doméstica, violación, asaltos y secuestros sucediendo en México todos los días. Desafortunadamente, no encontré suficiente información, reporteros no están cubriendo todos los crímenes por resolver, y no hay ni una sola cuenta ni plataforma en dónde se pueda encontrar todos los detalles.

Es demasiada ambición decir que esta página será diferente, pero lo que quiero intentar es crear un espacio seguro en el que todos podamos compartir lo que está ocurriendo en nuestras ciudades, nuestras experiencias e ideas que contribuyan al cambio que México necesita desesperadamente. Mucha de la información que empezaré a publicar será colectada a través del santo Internet, al igual que sus comentarios y mensajes.

El cambio empieza con uno pero termina con todos nosotros. Nadie puede ganar esta batalla solo y es momento de ser escuchados así y sea incómodo. Hay cosas peores que sentirse incómodo que ocurren mientras apagamos nuestras voces.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s